sigue el blog

jueves, 2 de abril de 2009

ALGO QUE DEBESSABER SOBRE TUS TESTICULOS











Los testículos son órganos de la fisiología masculina por mucho sorprendentes y, en muchos aspectos, poseedores de enormes atributos estéticos.
A diferencia de los órganos reproductores femeninos (los ovarios) que están situados al interior del vientre, los testículos están afuera del cuerpo porque, entre otras razones, la producción de esperma sólo puede tomar lugar en un medio ambiente ligeramente más frío que en al interior de su cavidad pélvica.
Además de su función en las tareas reproductivas mediante la producción de espermatozoides -alrededor de 150 millones cada 24 horas-, este órgano mantienen al cuerpo bien abastecido con testosterona, la hormona responsable del atractivo sexual, genera vellosidad en el cuerpo, produce olor, erecciones, dispara la libido sexual y una serie de conductas y particularidades físicas identificadas con el género masculino.
Para los hombres cuya orientación es la homosexual, el tamaño, forma y aspecto general de los testículos juega un papel fundamental en la atracción sensual. Si algo saben bien los varones, es que la estimulación de este órgano durante el sexo es básica.

Por su vulnerable ubicación (al exterior del entrepierne bajo la zona pélvica, pendiendo afuera del cuerpo dentro del escroto), los testículos son indudablemente un punto débil de los hombres; hay que decir que desde temprana edad este hecho es identificado plenamente por cualquier niño, sobre todo cuando se experimenta el tan intenso dolor que causa un golpe medianamente fuerte. No deja de asombrar, sin embargo, que los testículos sean dañados tan esporádicamente, sobre todo cuando la masculinidad está tan vinculada con el deporte, el ejercicio pesado y la confrontación física (la lucha corporal). No hay duda de que esto tiene gran parte de su explicación en el diseño elaborado para este órgano por la evolución y la naturaleza.Fundamentalmente, diferentes áreas de los testículos fabrican la testosterona y los espermatozoides. Los espermatozoides son fabricados por las llamadas células "germinales" y al interior de los túbulos seminíferos; a su vez, la testosterona es producida por las células de Leydig, mismas que ocupan los espacios entre los túbulos. También, la parte de los testículos responsable de la producción del líquido espermático ocupa de un 60 a un 80% del volumen de los testículos del varón humano. Es sorprendente constatar que los túbulos seminíferos están tan estrechamente enroscados que, si se desenvolvieran y dispusieran en línea recta, cada testículo contendría -en promedio- alrededor de 360 metros de estos túbulos, revestido todo con tejido productor de esperma.




Las glándulas de Cowper producen una secreción que neutraliza la orina o acidez en la uretra; el epidídimo y la próstata agregan espermatozoides y enzimas, y finalmente las vesículas seminales contraen y expelen la cantidad más grande de fluido y espermatozoides.
El líquido final es una mezcla de espermatozoides, zinc, ácido cítrico, enzimas varias, PSA (antígeno específico de la próstata) y fructosa, que pasa primero por la uretra por la acción del sistema nervioso simpático.
Entonces, es expelido forzadamente por el cuerpo en el momento de la eyaculación por la contracción de los músculos bulbo cavernosos (que se ubican en la base del pene y del pasaje uretral).
Como lo subrayamos insistentemente a través de nuestros artículos sobre salud del varón homosexual, es un hecho que las prácticas sexuales de los hombres que tienen sexo con otros hombres tienen sus particularidades, lo que implica también cuidados preventivos y problemas de salud específicos.
Problemas de los testículos
Como lo hemos dicho, por su vulnerable ubicación y dada su compleja fisiología, hay muchas cosas que pueden ir mal con los testículos y -consecuentemente- deteriorar la calidad de tu vida sexual.
Por ello, permítenos darte información y algunos consejos para conservarte sano.-
Torsión de los testículos.- Quizás el problema más común entre los hombres sea la torsión del testículo, que se da cuando éste gira alrededor del cordón espermático que lleva la arteria espermática, e impide su propio suministro de sangre.
Esta es una emergencia médica y normalmente necesita cirugía en las siguientes cuatro horas pues, de lo contrario, seguramente se dará la pérdida del testículo.
En ocasiones, los médicos cosen el cordón espermático en su lugar para que no ocurra esta situación otra vez.Hay que decir que es una dolorosa experiencia, pues al reducirse el suministro de sangre los testículos gradualmente se vuelven rojos, luego púrpura y finalmente azules. El dolor es atroz, y es esencial el auxilio médico.-
Infecciones.-
Al interior de los testículos, hay infecciones del epidídimo y de las vesículas seminales. Usualmente son el resultado de infecciones que provienen desde la vejiga y aún desde la uretra.
Cuando un hombre se queja de dolor en el escroto, la epididimitis aguda o crónica es el diagnóstico más común; sin embargo, es recomendable realizar estudios de orina u otros para descartar patologías de mayor complejidad (no por ello no tratables ni solucionables).-
Cáncer y auto examen del escroto.-
El cáncer testicular es el cáncer más común en hombres jóvenes e, irónicamente, es el más fácilmente tratable si se detecta precozmente. El modo recomendado para hacer esto es hacerse a sí mismo un examen testicular mensualmente. Esto puede ser incluso divertido, especialmente si te ayuda tu pareja. Se trata de no encontrar protuberancias o formaciones atípicas en el interior de los testículos (y no del escroto); en caso de tener dudas o encontrar algo diferente en tus testículos, es recomendable que hales con tu médico general o veas directamente a un urólogo.-
Orquitis.-
Es la inflamación del testículo. Puede deberse a una infección por bacterias o por virus. Las paperas son la infección viral más frecuente. La orquitis también puede dar al mismo tiempo que la epididimitis (o inflamación de epidídimo) o que una infección de la próstata. Algunos de los síntomas son: dolor en el escroto, hinchazón (generalmente de un lado del escroto) y sensación de pesadez en el escroto.
Sin tratamiento, la orquitis puede causar infertilidad.-
Varicocele.-
El varicocele es la dilatación de las venas que drenan el testículo. Se siente como una bolsa de gusanos dentro del escroto y es generalmente mucho menos obvio cuando estás acostado que cuando estás parado.
Está presente en un 15% de la población masculina general y en un 40% de hombres evaluados por infertilidad. Se desarrolla porque las válvulas de las venas que llevan la sangre fuera del testículo dejan de funcionar, permitiendo entonces a la sangre acumularse alrededor del testículo. Una lesión testicular puede ocurrir debido a este flujo de sangre anormal, que crea un medio ambiente hostil para el desarrollo de los espermatozoides.
Puede recibirse tratamiento mediante un procedimiento médico ambulatorio. La efectividad del tratamiento en la búsqueda de mejorar la fertilidad permanece controvertida. El varicocele es el resultado común de un golpe o patada en los testículos, un hecho que conocen muchos atletas y que les motiva para usar ropa protectora apropiada. -
Hidrocele.-
Se define como la presencia de una acumulación de líquido dentro del escroto o bolsa escrotal que es la bolsa o saco que contiene a los testículos. Ésta acumulación líquida puede producirse en el lado derecho o izquierdo del escroto o en ambos (hidrocele bilateral).